Contacto Emergencia / Whatsapp
+569 98862673

El caso de Fabián Gutiérrez es un caso emblemático de legítima defensa

El caso de Fabián Gutiérrez es un caso emblemático de legítima defensa

Defensa de comerciante pide su libertad por legítima defensa y ausencia de carabineros.

El imputado dice que lo atacaron con chuzos y palos unas 50 personas, en pleno estado de emergencia, y que entonces disparó.

La 20º Comisaría de Carabineros de Puente Alto está a solo 200 metros
de su local comercial y, si bien llegó contingente policial a resguardar su negocio,
fue blanco de saqueadores y los policías tuvieron que retirarse a defender
su propia unidad de otro ataque. Era la noche del 22 de octubre y el estallido
social había iniciado solo cuatro días antes. Estaciones de metro fueron incendiadas,
los robos eran comunes y lo mismo los desórdenes.
El comerciante Fabián Gutiérrez sacó su arma debidamente inscrita para disparar
al aire y luego contra la turba, hiriendo a dos desconocidos. Uno de
ellos, un ciudadano peruano, falleció.
Así lo dijo, en la versión que entregó en la Cárcel de Alta Seguridad, a su nuevo
defensor, Pedro Orthusteguy, para hacer valer la tesis de la legítima defensa.
Misma hipótesis que en un primer momento tuvo ante la Fiscalía Metropolitana
Sur que, posteriormente, le imputó dos delitos: homicidio frustrado y
consumado.
“Carabineros se tuvo que retirar”
“Es una persona sin antecedentes, que utilizó un arma debidamente inscrita
para defender su local comercial, que estaba siendo atacado. Y evidentemente
es un caso que va a definir un poco el ejercicio de la legítima defensa de
particulares ante personas que los estén atacando”, dice Orthusteguy, quien
alista sus alegatos para el próximo 26 de diciembre en el Juzgado de Garantía
de Puente Alto. Ahí pedirá la libertad de su cliente.
Recordó que ese 22 de octubre, los funcionarios policiales lo dejaron sin auxilio
y expuesto ante una turba.
“Carabineros se tuvo que retirar y lo dejaron solo. Cuando quedó solo a cargo
de su local comercial, que tenía millones de pesos en su interior, para vender
entre noviembre y diciembre, es atacado por este grupo de saqueadores en
vehículo y también por personas a pie, que estaban saqueando en otros sectores,
porque venían con televisores y otros bienes robados. Y cerca de 20
personas de ese otro grupo también se acercaron hacia la cortinas metálica
para saquear”, explica el abogado, y agrega: “Al observar que estaban abriendo
su local, él dispara primero al aire para asustarlos. Lo reconocen como
propietario del local y él observa que, además de estar saqueando, una de las
personas podía agredirlo y, en ese momento, él efectúa dos disparos y caen las personas lesionadas”.
También advierte que la crisis solo había empezado cuatro días antes. “Estaba
vigente el estado de emergencia y, por lo tanto, la situación en la calle era
bastante caótica. Particularmente, en Puente Alto, donde se produjeron numerosos
hechos de violencia contra el comercio. Incluso un bus del Transantiago
fue utilizado para ingresar a una de las tiendas, varios locales comerciales
fueron vandalizados por bandas organizadas que se trasladaban en vehículos
sin patente. Con chuzos, palos, armas”. Y, aclara, no pretende negar lo ocurrido,
pero sí busca cambiar la calificación jurídica de los hechos, porque “él no
tiene permiso de porte, tiene inscrita el arma en su domicilio, que corresponde
al local comercial que estaba siendo saqueado. En este caso, el arma se utilizó
en la calle, pero eso no implica que no exista la legítima defensa”.
Fue víctima de robos anteriores
Expondrá, además, ante la Corte que el imputado ha sido víctima de numerosos
robos en su casa y en distintos locales comerciales de su propiedad. A lo
que se suma que en diciembre de 2018 su papá falleció en uno de estos asaltos,
con personas que simularon ser funcionarios policiales.
Por eso, cree el defensor, “era relativamente razonable que ante un robo una
persona común y corriente, un comerciante que no tiene antecedentes penales
y tiene su arma legalmente inscrita, se defienda de esta agresión
ilegítima”.
CAUSA

Para el 26 de diciembre está agendada la audiencia para discutir las medidas
cautelares del imputado.

FUENTE: EMOL